CRONOLOGÍA DEL VIH

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) sigue siendo uno de los mayores retos para la salud pública a nivel mundial. Los esfuerzos por detener la epidemia han sido grandes y se han desarrollado importantes avances tanto científicos como sociales y políticos en la prevención de la infección por VIH, como en la atención a las personas que viven con el virus.  A continuación su cronología:

  • 1981: el Centro para el Control de Enfermedad de Atlanta, Estados Unidos (CDC), publica el primer reporte de un tipo raro de neumonía llamada Pneumocistis Carinii en cinco jóvenes homosexuales que vivían en Los Ángeles.  En ese entonces no se conocía al sida ni al VIH como tales y se le llamó “la peste rosa”, ya que los primeros afectados fueron personas homosexuales. En los primeros casos se pudo determinar que todas las personas presentaban enfermedades oportunistas, lo cual llevó a concluir que tenían el sistema inmunológico debilitado.
  • 1982: en E.E.U.U. las autoridades sanitarias le dan un nombre y comienzan a utilizar las siglas en inglés -AIDS- Acquired immuno-deficiency síndrome, en español –SIDA-, Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.   También se determina que son tres las vías de transmisión: sexual, sanguínea y materno-infantil y, en diciembre del mismo año, se presenta la primera infección de VIH por una transfusión sanguínea.
  • 1983: un 20 de mayo, los franceses Jean-Claude Chermann, Luc Montagnier y Françoise Barré-Sinoussi, como parte del equipo del Instituto Pasteur de París, publican un artículo en la revista Science donde anuncian el descubrimiento del virus lymphadenopathy-associated, al que posteriormente se lo llamarían VIH.  Se considera que las personas heterosexuales están también en riesgo de infectarse de VIH, luego de conocer que dos mujeres contrajeran el virus de sus parejas que tenían la infección. 
  • 1984: fallece quien será considerado durante mucho tiempo como el “paciente cero”, el auxiliar de vuelo de Air Canada, Gaetan Dugas. Ese año, se desata una polémica entre Francia y Estados Unidos por definir quién tiene la paternidad del descubrimiento del virus causante del sida. 
  • 1985: en EE.UU. sale la primera prueba de anticuerpos contra el VIH, utilizada para la búsqueda de anticuerpos circulantes anti VIH en las personas.  Rock Hudson, actor estadounidense, se convierte en el primer famoso que revela tener sida.  Fallece pocos meses después a causa de una enfermedad asociada a la infección.
  • 1986: el Comité Internacional de Taxonomía de Virus decide que el agente del sida se llamará definitivamente Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).  La Organización Mundial de la Salud (OMS) decreta el día 1° de diciembre “Día Mundial del VIH/sida”.  Ensayos clínicos con el fármaco llamado AZT, dieron las primeras evidencias acerca de la posibilidad de obtener un tratamiento para esta patología.
  • 1987: finalmente se resuelve la controversia sobre la paternidad en el descubrimiento del virus VIH. El presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan y el Primer Ministro francés Jacques Chirac, emiten un comunicado conjunto donde los científicos Gallo y Montagnier son definidos como co-descubridores del VIH.
  • 1988: en el 43vo. período de sesiones de la Asamblea General de la ONU se aprueba la Resolución 43/15 , en base a la Declaración de Londres sobre Programas de Prevención del sida aprobada en la Cumbre Mundial de Ministros de Salud.  El 1 de diciembre de este año se celebra por primera vez el Día Mundial de la lucha contra el VIH/sida para sensibilizar a gobiernos y población sobre la importancia de luchar contra la epidemia.
  • 1990: el Día Mundial del VIH/sida de este año define un llamado a tomar en cuenta a las mujeres, ante el avance del VIH entre las personas del sexo femenino.
  • 1991: un grupo de artistas de Nueva York diseña el lazo rojo que se convertirá en símbolo internacional de apoyo a la lucha contra el VIH. En noviembre de ese mismo año el jugador de la NBA Magic Johnson anuncia que tiene VIH y unos días más tarde el cantante británico Freddy Mercury fallece a consecuencia del sida.
  • 1994: el 1 de diciembre de 1994 se firma la Declaración de la Cumbre de París sobre el Sida que declara la prioridad en la lucha contra el VIH y el sida, suscrita por los Jefes de Estado o representantes de 42 países reunidos en Francia. 
  • 1996: Las Naciones Unidas crean el Programa Conjunto sobre el VIH y Sida (ONUSIDA). En la Conferencia Internacional del sida, celebrada en Vancouver (Canadá), se presentan los primeros resultados del uso de la triple terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA), con lo que se sugiere que es posible frenar al virus. 
  • 1999: se identifica un tratamiento efectivo y asequible para reducir la transmisión vertical del VIH de madre a hijo.
  • 2001: La Organización de Naciones Unidas (ONU) realiza una Asamblea General Extraordinaria para tratar sobre la pandemia del VIH.  Se firma la Declaración de Lucha contra el VIH y sida (UNGASS).   Se propone la creación de un Fondo Mundial con aportes de los países ricos para luchar contra el sida.
  • 2002: Se crea el Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria, con sede en Ginebra, Suiza. Sale la prueba rápida para detectar los anticuerpos al VIH en un tiempo de 20 minutos.
  • 2003: fracasa el primer ensayo de gran escala de una vacuna preventiva contra el VIH.
  • 2006: Un equipo internacional de científicos confirma que el VIH se originó en chimpancés originarios en África Central en donde se transmitió al ser humano, según la revista Science.
  • 2008: Montagnier y Barré-Sinoussi reciben el premio Nobel de Medicina por haber descubierto el VIH.  Previamente, en el 2000, recibieron el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Técnica y Científica que, en ese caso, fue compartido con Gallo.
  • 2011: se confirma el potencial de los antirretrovirales como herramientas de prevención de la trasmisión del VIH. 
  • 2012: la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprueba el medicamento Truvada, compuesto por Tenofovir y Emtricitabina, como profilaxis pre exposición PrEP.  Se conoció el caso del “Paciente de Berlín”, persona que vivía con VIH y luego de recibir un trasplante de médula ósea por una leucemia, perdió por completo la presencia del VIH en su sangre. Fue el primer caso en la historia de una persona que se libró del virus. 
  • 2014: ONUSIDA estableció los objetivos 90-90-90 para 2020: 90% de las personas que viven con VIH diagnosticadas, 90% de ellas en tratamiento y 90% de quienes están en tratamiento con carga viral indetectable. 
  • 2016: En el septuagésimo período de sesiones la Asamblea General de las Naciones Unidas, se aprueba la Declaración Política sobre el VIH y el sida: en la vía rápida para acelerar la lucha contra el VIH y poner fin a la epidemia del sida para 2030.  Dicha Declaración hace un llamado a nivel mundial para la consecución de las siguientes metas como forma de respaldar la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible: 1) reducir las nuevas infecciones de VIH a un número inferior a 500 mil en todo el mundo para el año 2020.  2) reducir las muertes relacionadas con el sida a un número inferior a 500 mil en todo el mundo para el año 2020.  3) eliminar el estigma y la discriminación relacionada con el sida para el año 2020.
  • 2017: A raíz de los resultados de estudios realizados, la comunidad científica internacional reconoce que indetectable es igual a intransmisible, es decir, que una persona con VIH que tiene niveles de carga viral indetectable por más de 6 meses consecutivos no puede transmitir el VIH por vía sexual. 
  • 2019: se presenta la segunda remisión del VIH en una persona infectada, conocido como el “Paciente de Londres”, quien luego de una transfusión de médula ósea no muestra rastros del VIH después de 19 meses.  Los expertos que presentaron este hallazgo en la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas, en Seattle-EEUU, no hablan de una cura y se refieren a una “remisión de largo plazo”.

EL VIH EN LA ACTUALIDAD

ONUSIDA presentó los siguientes datos mundiales en diciembre 2019, cuya información está actualizada hasta el 2018.  

Nuevas infecciones por el VIH:

  • Desde el pico alcanzado en 1997, las nuevas infecciones por el VIH se han reducido en un 40%.
  • En 2018, se produjeron 1,7 millones [1,4 millones–2,3 millones] de nuevas infecciones por el VIH, en comparación con los 2,9 millones [2,3 millones–3,8 millones] de 1997.
  • Desde 2010, las nuevas infecciones por el VIH en adultos descendieron alrededor de un 16%, desde 2,1 millones [1,6 millones–2,7 millones] hasta 1,7 millones [1,4 millones–2,3 millones] en 2018.
  • Desde 2010, las nuevas infecciones por el VIH en niños descendieron un 41%, desde 280.000 [190.000–430.000] en 2010 hasta 160.000 [110.000–260.000] en 2018.

Muertes relacionadas con el sida: 

  • Desde el pico alcanzado en 2004, los casos de muertes relacionadas con el sida se han reducido en más de un 56%.
  • En 2018, fallecieron 770.000 [570.000–1,1 millones] personas en todo el mundo a causa de enfermedades relacionadas con el sida, frente a los 1,7 millones [1,3 millones–2,4 millones] de 2004 y los 1,2 millones [860.000–1,6 millones] de 2010.
  • La mortalidad por el sida ha disminuido un 33% desde 2010.

El VIH en Mujeres:

  • Cada semana, alrededor de 6.000 mujeres jóvenes de entre 15 y 24 años contraen la infección por el VIH.
  • En África subsahariana, cuatro de cada cinco nuevas infecciones en adolescentes con edades entre 15 y 19 años son mujeres. Las jóvenes con edades entre 15 y 24 años tienen el doble de probabilidad de vivir con el VIH que los varones.
  • Más de un tercio (35%) de las mujeres de todo el mundo ha sufrido violencia física o sexual en algún momento de su vida. 
  • En algunas regiones, las mujeres que son víctimas de la violencia son 1,5 veces más proclives a contraer el VIH que las mujeres que no han sufrido dicha violencia.

El VIH en grupos de población clave:

  • La población clave en el contexto de la respuesta al VIH son los gays y otros hombres que tienen sexo con hombres (HSH), las mujeres trans, las personas que ejercen trabajo sexual.  
  • Los grupos de población clave y sus parejas sexuales representan el 54% de las nuevas infecciones por el VIH a nivel mundial.
  • El riesgo de contraer el VIH es: 

22 veces mayor entre los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres.

22 veces mayor entre las personas que se inyectan drogas.

21 veces mayor para los/las trabajadores/as sexuales.

12 veces mayor para las personas transgénero.

Personas que viven con VIH:

  • En 2018, 37,9 millones [32,7 millones–44,0 millones] de personas vivían con el VIH: 36,2 millones [31,3 millones–42,0 millones] adultos y 1,7 millones [1,3 millones–2,2 millones] niños (menores de 15 años).
  • El 79% [67–92%] de todas las personas que vivían con el VIH conocía su estado serológico con respecto al VIH.
  • Alrededor de 8,1 millones de personas no sabían que estaban viviendo con el VIH.

Personas con el VIH con acceso a la terapia antirretroviral: 

  • Al cierre de junio de 2019, 24,5 millones [21,6 millones – 25,5 millones] de personas tenían acceso a la terapia antirretroviral.
  • En 2018, 23,3 millones [20,5 millones – 24,3 millones] de personas que viven con el VIH tuvieron acceso a la terapia antirretroviral, en comparación con los 7,7 millones [6,8 millones – 8,0 millones] de 2010. 
  • En 2018, el 62% [47–74%] de todas las personas que vivían con el VIH tuvieron acceso al tratamiento: 62% [47–75%] de los adultos mayores de 15 años que vivían con el VIH tuvieron acceso al tratamiento, así como el 54% [37–73%] de los niños de hasta 14años.
  • En 2018, el 82% [62%–95%] de las mujeres embarazadas que vivían con el VIH tuvieron acceso a medicamentos antirretrovirales para evitar la transmisión del VIH a sus hijos.

Más información sobre VIH-sida en el mundo: 

https://www.unaids.org/es/resources/fact-sheet

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/hiv-aids

https://www.infobae.com/salud/2019/11/29/cual-es-el-escenario-actual-del-vih-en-el-mundo/

https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_topics&view=rdmore&cid=5691&Itemid=40736&lang=es

EL VIH EN AMÉRICA LATINA

  • Hasta finales del 2018, 1,9 millones de personas [1,6 millones–2,4 millones] de personas vivían con VIH.
  • En el 2018 se produjeron 100 mil [77 mil–130 mil] nuevas infecciones por el VIH.
  • En el 2018 se produjeron 35 mil [25 mil–46 mil] muertes relacionadas con el sida.
  • En el 2018, 1,2 millones de personas [1,1 millones – 1,3 millones] tenían acceso a tratamiento antirretroviral.  

En América Latina y el Caribe, aunque en términos generales hay avances en el acceso al tratamiento antirretroviral, hay diferencias entre los países en cuanto a brechas y dificultades en la respuesta al VIH, entre las que podemos anotar: 

  • Falta de acceso a servicios de salud integral
  • Debilidad de los programas de prevención y promoción
  • Desabastecimientos periódicos de medicamentos antirretrovirales, para enfermedades oportunistas e insumos para pruebas de CD4 y carga viral
  • Estigma y la discriminación hacia las personas que viven con VIH y de las poblaciones clave. 
  • Creciente migración, sobre todo de Venezuela, debido a los problemas en la cobertura del tratamiento, lo que ha obligado a muchas personas con VIH a dejar su país para atender su salud.

Las tendencias en países:

En el Informe Global ONUSIDA 2018 se destaca que hay diferentes tendencias en relación a la situación de la epidemia del VIH. En Latinoamérica, El Salvador se sitúa como el país con la mayor reducción de nuevas infecciones, con un descenso del 48% en 2018 respecto a 2010, le sigue Nicaragua con una reducción del 29% y Colombia con un descenso del 22%, seguidos de Ecuador 12 %, Paraguay 11 %, Panamá 8 % y Perú 6%.   

Por el contrario, entre los países donde han aumentado los casos de VIH está Chile, el país de la región con el mayor aumento de nuevas infecciones (34%), seguido por Bolivia (22%), Brasil (21%) y Costa Rica (21%).

En las poblaciones clave:

En 2018, el 65% de las nuevas infecciones se produjeron en personas de las poblaciones clave y sus parejas sexuales, si comparamos con la media mundial que es de 54%, se puede ver que en América Latina el VIH avanza con mayor proporción en los grupos de mujeres trans, hombres gay y HSH, trabajadoras y trabajadores del sexo; mientras que solo un tercio (35%) se produjo en el resto de la población.  Los hombres homosexuales y otros HSH representan el 17% -estimado- de las nuevas infecciones en el mundo y hasta el 40% en Latinoamérica. 

En adolescentes y jóvenes:

Las nuevas infecciones por VIH en adolescentes y jóvenes en la región representan un tercio de todas las nuevas infecciones, hecho que resalta la importancia de dirigir acciones de prevención hacia esta población.

Según estimaciones de ONUSIDA en la región de América Latina y El Caribe cerca de 235.694 personas de 10 a 24 años vivían con VIH hasta finales del 2017.  Esto incluye un aproximado de 76.516 adolescentes de 10 a 19 años de edad y 159.178 jóvenes de 20 a 24 años, lo que representa el 13% del total de casos de VIH reportados.  Es importante resaltar que el 60% de los adolescentes que viven con VIH, de 10 a 19 años, residen en tres países: Brasil, México y Haití. (UNICEF 2018)

Para más información sobre VIH-sida en América Latina y El Caribe ir a:

http://onusidalac.org/1/images/2019-global-AIDS-update_latin-america_es.pdf

https://www.unaids.org/sites/default/files/media_asset/UNAIDS_FactSheet_es.pdf

https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_docman&view=download&category_slug=presentaciones-5967&alias=47049-dia-mundial-del-sida-2018-epidemiologia-y-respuesta-al-vih-en-america-latina-y-el-caribe&Itemid=270&lang=es

https://www.unaids.org/es/regionscountries/latinamerica

https://www.unicef.org/lac/informes/informacion-estrategica-sobre-adolescentes-y-el-vih-en-ALC

http://onusidalac.org/1/images/2019-global-AIDS-update_latin-america_es.pdf

LA ESTRATEGIA 90-90-90

En virtud de los compromisos asumidos por los Estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas en el año 2011, contemplados en la Declaración Política sobre VIH y sida, con relación a la meta de que en el año 2015 al menos 15 millones de personas con VIH reciban tratamiento antirretroviral, la Junta Coordinadora del Programa de ONUSIDA estableció nuevos objetivos en materia de tratamiento posterior al 2015.  Las partes interesadas llevaron a cabo una serie de consultas sobre los nuevos objetivos mundiales, para lo cual se establecieron los objetivos 90-90-90 para el año 2020, que consisten en:

  • Que el 90% de las personas que viven con el VIH conozcan su estado serológico respecto al VIH. 
  • Que el 90% de las personas diagnosticadas con el VIH reciban terapia antirretroviral continuada. 
  • Que el 90% de las personas que reciben terapia antirretroviral tengan supresión viral.

Según los cálculos matemáticos hechos por expertos, cuando se alcance este triple objetivo, al menos el 73% de las personas que viven con el VIH en todo el mundo tendrá supresión viral y esto abrirá el camino para acabar en todo el mundo con la epidemia del VIH hasta el año 2030.

ONUSIDA afirma que la única manera de alcanzar el ambicioso objetivo es mediante una estrategia basada en derechos humanos, el respeto mutuo y la inclusión. Las estrategias coercitivas no solo violan los derechos humanos fundamentales, sino que también suponen un obstáculo a la hora de acabar con la epidemia del VIH.   Ante esto, ONUSIDA instó a los gobiernos del mundo brindar toda la voluntad política y seguir las recomendaciones, a la luz de los avances científicos, para lograr este gran objetivo de poner fin a la epidemia del VIH en el 2030.

Según reportes de ONUSIDA sobre el cumplimiento de las metas 90-90-90 a nivel mundial, en base a los informes que los países ante el Sistema de las Naciones Unidas, hasta el año 2018 tenemos los siguientes avances:

  • El 79% [67–92%] de personas que vivían con el VIH conocían su estado.
  • Entre las personas que conocían su estado, el 78% [69–82%] tenían acceso al tratamiento.
  • Y, entre las personas que tenían acceso al tratamiento, el 86% [72–92%] habían logrado la supresión viral.
  • De toda la gente que vive con el VIH, el 79% [67–92%] conocían su estado, el 62% [47–74%] tenían acceso al tratamiento y el 53% [43–63%] tenían una carga viral indetectable, en 2018.

En la región LAC y El Caribe, de acuerdo con ONUSIDA, el progreso en los objetivos 90-90-90 ha sido constante pero lento y hay serias barreras que impiden el avance de manera más acelerada.  Los avances en los objetivos 90-90-90 para el 2020 en la región son:

  • 77 % de progreso en la meta que para 2020 el 90 % de las personas que viven con el VIH conozca su estado serológico. 
  • 79 % de avance en la meta que el 90 % de las personas diagnosticadas reciba terapia antirretroviral continuada.
  • 83 % de progreso en la meta que el 90 % de los que reciben terapia antirretroviral tenga supresión viral. 

En el Ecuador, según el Plan Estratégico Nacional Multisectorial para la respuesta al VIH, en cuanto a los objetivos 90-90-90, compromiso al que el país se encuentra alineado, la información disponible permite ver que la primera brecha es la más importante, estimando que solo el 58% de personas que viven con VIH conocen su diagnóstico, mientras que el 88% de las que conocen su condición están en tratamiento y, finalmente, el 50% de las personas que se encuentran en tratamiento mantienen una carga viral indetectable.

VIH Y DERECHOS HUMANOS

Los derechos humanos son facultades o pretensiones que garantizan el desenvolvimiento de la vida de las personas y las protegen de acciones que afectan a sus libertades y dignidad.  Son innatos de cada persona, es decir todos y todas tenemos los mismos derechos solo por el hecho de existir. 

Los derechos humanos son tan importantes que están reconocidos en las Constituciones de muchos países y en las leyes e instrumentos internacionales sobre derechos humanos, como es la Declaración Universal de los Derechos Humanos de Naciones Unidas (1948).

Características de los derechos humanos:

  • Indivisibles e interdependientes: no se puede tener solo un derecho y otro no; y, no se puede gozar solo de una parte de un derecho. 
  • Universales: son para todos los seres humanos sin discriminación por ninguna causa.  Están donde se encuentre la persona, en cualquier tiempo y en cualquier lugar del mundo.  
  • Inalienables: nadie puede quitar a una persona un derecho humano y nadie puede renunciar a gozar de sus derechos.
  • De igual jerarquía: no pueden implicar categorización o imposición de jerarquías, pues ningún derecho es más importante que otro. 
  • Son anteriores al Estado: no son regalos o beneficio de ningún gobierno.  Los Estados deben ser responsables de reconocerlos y garantizarlos en sus territorios, protegiéndolos incluso de violaciones a los derechos humanos que pudieran cometer personas particulares.
  • Participación: para gozar de los derechos, las personas tienen que ejercer un papel activo en la sociedad y reconocer que los derechos implican también responsabilidades.
  • Acordados internacionalmente y protegidos legalmente: existen organismos e instrumentos internacionales y nacionales que vigilan el compromiso de los Estados para garantizar los derechos en todo el mundo. 

Relación entre derechos humanos y VIH:

Con el aparecimiento de la epidemia del VIH a inicios de la década del 80 del siglo pasado, se produjeron las primeras violaciones a los derechos humanos de las personas con VIH, sobre todo en el ámbito de la salud, con la negativa a atender a las personas diagnosticadas con VIH.  Más adelante, la discriminación se extendió a los ámbitos laboral, educativo, servicios públicos, entre otros.  Por otro lado, en varios países en el mundo se producen otros tipos de vulneraciones a los derechos humanos, como por ejemplo la criminalización de la transmisión del VIH o incluso la prohibición de entrada a ciertos países por tener el virus.

La asociación de la incidencia del VIH a conductas supuestamente irresponsables o cuestionables (homosexuales, usuarios de drogas, trabajo sexual) y a minorías étnicas, provocó un aumento de actitudes discriminatorias y estigmatizantes hacia las personas con VIH por parte de una sociedad poco informada y prejuiciosa, principal motivo de la vulneración de derechos de las personas que viven con y/o están afectadas por el VIH.

Derechos, marco legal y VIH

Los derechos humanos se expresan y amparan en Acuerdos, Tratados y Declaraciones internacionales y Leyes y Reglamentos nacionales.

Existen varios instrumentos internacionales muy importantes para la defensa de los derechos de todos los seres humanos, entre esas las personas que viven con VIH.  Estos instrumentos (Declaraciones, Acuerdos, Tratados) son promulgados tanto por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), como por la Organización de Estados Americanos (OEA).  

Por ejemplo, en la ONU existen los siguientes instrumentos legales (entre otros):

En la OEA, existen los siguientes instrumentos (entre otros):

Específicamente en el campo de los derechos de las personas afectadas por el VIH hay algunas Declaraciones aprobadas en el seno de las Naciones Unidas, que son fundamentales para la defensa, respeto y garantía de los derechos de estas personas, como por ejemplo: 

  • Declaración de Compromiso de Lucha contra el VIH/sida (UNGASS, N.N.U.U. 2001): reconoce que la plena realización de los derechos humanos y las libertades fundamentales para todos es un elemento indispensable de la respuesta mundial a la pandemia del VIH/sida, ya que reduce la vulnerabilidad y evita el estigma y la discriminación hacia las personas que viven con VIH o están es riesgo de contraerlo.  Además, los Estados se comprometieron a eliminar toda forma de discriminación y garantizar el respeto a los derechos de las personas que viven con VIH.
  • Declaración Política sobre el VIH y el sida (NN.UU. 2011): reafirma que la plena efectividad de los derechos humanos y las libertades fundamentales son elementos esenciales de la respuesta mundial a la epidemia del VIH.  También recoge compromisos para reducir el estigma, la discriminación y la violencia relacionada con el VIH.